Quiero dedicar la primera entrada a todas las personas que me han ayudado y motivado.

Hace tiempo, estaba en uno de esos periodos en los que te falta energía, por las circunstancias o por el desánimo. Creo que todxs pasamos por esos altibajos de vez en cuando. Muchas veces es sólo estrés por el ritmo de vida que llevamos.

Un día, volviendo del trabajo me pasaron una publicación de un fotógrafo, con la intención de que volviera a ilusionarme con proyectos nuevos de fotografía. Algo que agradecí (y sigo agradeciendo enormemente).

Cuando empecé a ver el vídeo, me sorprendió la pasión que transmite y la humildad con la que habla, así que decidí ver más contenido en su página web. Ofrecía una formación gratuita de prueba y ni lo pensé. Me apunté al curso de DR escuela.  A partir de ahí, empecé a conectar de nuevo con mi parte artística y lo que me queda aún por aprender.

Con esto quiero agradecer a David Rieri el trabajo que hace. Y desde luego, a la gente de mi entorno. Que en todo momento me ayuda, apoya, escucha… y este es otro de mis objetivos a la hora de crear mis fotos, retratar los momentos con la familia, amigos y pareja. Parece un discurso de los Goya, ahora que me paro a pensarlo, pero a veces no nos damos cuenta de lo importante que es dar las gracias y valorar lo que tenemos. Es una buena práctica, nos hace conscientes y encima no cuesta nada.

Compartir es vivir
Abrir chat
Escribe por Whatsapp